Dynasty Warrior 6

El mercado de los videojuegos está plagado de franquicias que, desde tiempo atrás, se han hecho un hueco notable entre los aficionados. Son títulos que pueden visitar el mercado una, dos, o incluso tres veces al año y que siempre saldan sus nuevas entregas con buenas cotas de ventas. En éste grupo de productos se encuentra Dynasty Warriors, el famoso juego de acción creado por Koei y desarrollado por la japonesa Omega Force. Año tras año, entrega tras entrega, nos deleitan con nuevas versiones de éste beat´m up que ha cosechado tantas críticas como marcas de buenas ventas en todo el mundo. En ésta ocasión la franquicia vuelve con “Dynasty Warriors 6”, recuperando una vez más la clásica historia de la novela “El Romance de los Tres Reinos”. Dynasty Warrior 6

Jugabilidad


Es difícil hablar de un juego de ésta saga sin no asumir, ligeramente, que el público ya conozca las bases de la misma. Se trata de una serie de beat´m ups históricos donde combatimos contra cientos de soldados, conquistamos bases y nos enfrentamos a militares chinos de gran poder. En base, éste concepto no cambia año tras año. Pero desde Omega Force y Koei saben que deben renovar el concepto, especialmente ahora que las nuevas plataformas están despegando. Por ello, en cada nueva edición de la saga se nos ofrece un apartado jugable donde encontramos, tanto los elementos más básicos de la saga, como novedades que puedan aportar algo de aire fresco. El caso de “Dynasty Warriors 6” no iba a ser diferente. Jugabilidad

Donde más novedades encontramos es en el repertorio de acciones que podremos llevar a cabo. Ya no sólo golpeamos y nos montamos a caballo, sino que ahora los personajes son más “humanos”. Esto implica que si vemos un río podremos nadar, y que también será posible subir por escaleras, tomar embarcaciones, o destruir muros. Acciones que pueden parecer demasiado básicas, pero que hasta ahora no se habían contemplado entre las posibilidades de los personajes de la franquicia. Gracias a ellas nuestra participación en las batallas será más completa. No tendremos que esperar a que nuestros rivales hayan caído para atravesar una puerta (podremos destruirla directamente), y si queremos atajar tirándonos por una montaña podremos hacerlo, con las consecuencias que ello implique. Si nuestros enemigos deciden inundar el territorio donde nos encontramos no tendremos que esperar a que pase un barco, ya que ahora tendremos la posibilidad de nadar. Además de éstas acciones, el juego aumenta el catálogo de movimientos de ataque que podremos llevar a cabo. Entre otras cosas contaremos con más acciones de ataque (incluidos agarres), combos inéditos, y el sistema renbu. Éste se carga a medida que realizamos combinaciones de larga duración y nos permite, a medida que se carga, utilizar más ataques. Por ello resulta muy importante mantener la cadena de combo (algo poco complicado a fin de cuentas) todo el tiempo que podamos. En ocasiones os sorprenderéis de los combos que podréis llegar a realizar, llegando a veces a los 300 golpes seguidos. Durante la partida observaremos otros cambios notables. Por ejemplo, ahora la mayoría de objetivos no se basan en tomar un territorio, sino en conseguir que un oficial enemigo se retire (al fin y al cabo lo mismo, pero planteado de manera más realista). Esto no implica que nunca nos enfrentemos a oficiales de alto rango, nada de eso. Continuaremos viéndonos cara a cara con ellos y observaremos que su modo de actuar ha mejorado gracias a una inteligencia artificial depurada. No huirán a las primeras de cambio, y cambiarán su modus operandi de combate a razón de nuestros movimientos. Si somos jugadores que basan toda su técnica en la repetición de un golpe, no tardaremos en ver cómo nuestros esfuerzos son bloqueados. Sin olvidar que los oficiales de mayor rango estarán siempre muy protegidos por sus subordinados, quienes ahora pondrán más empeño en arriesgar su vida en beneficio de su señor. Otro elemento a tener en cuenta en los combates será la presencia de animales neutrales. Estos, normalmente lobos o tigres, camparán por el decorado dando dolores de cabeza a los soldados de ambos bandos. Podemos optar por acabar con ellos, o en su contra por esquivarlos para que no nos molesten en las batallas. En ciertos momentos, además, será posible conseguir su apoyo, aunque para ello necesitaremos tener un personaje con la habilidad necesaria. También se ha implementado un sistema que permite realizar emboscadas y los duelos ahora son más realistas. A nivel de personajes encontramos 41 distintos, aunque inicialmente sólo algunos serán seleccionables. Siete caras conocidas de otros juegos de la saga han quedado al margen y de los 41 disponibles sólo 17 cuentan con su propio modo historia. El resto podrán participar en el modo historia como apoyo controlados por un segundo jugador. La variedad de movimientos entre personajes se ha visto mermada sobre otras entregas, pero lo cierto es que encontraremos alguna que otra sorpresa. Como la posibilidad de seleccionar a una arquera desde el inicio del juego, aportando sus ataques a distancia una perspectiva diferente a la habitual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: